Consejos para pintar tu hogar
22
post-template-default,single,single-post,postid-22,single-format-standard,bridge-core-3.0.2,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-28.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive
 

Consejos para pintar tu hogar

Consejos para pintar tu hogar

La elección del color, además de por el gusto personal y la concordancia con el mobiliario, debe realizarse también en función de la luz, bien sea natural o artificial, de la casa. En estancias luminosas puedes utilizar todo tipo de tonalidades y atreverte con colores intensos; mientras que en aquellas estancias con pocas horas de luz natural al día es aconsejable optar por colores cálidos (anaranjados, rojizos, ocres…) para conseguir una estancia más acogedora.

Los tonos derivados del blanco permiten que la estancia gane luminosidad.

El LRV (de las siglas en inglés Light Reflectance Value que significan Valor de Reflexión de la luz) que encontrarás en el envase indica la luz que refleja la pintura. A mayor LRV, mayor será el efecto reflectante.

Te recomendamos que, antes de pintar definitivamente, hagas una prueba de color de la pintura escogida en un folio y observa cómo cambia la tonalidad a lo largo del día en función de la luz.

Si tu habitación es pequeña

Apuesta por los colores claros, principalmente blanco y derivados. Así ganarás luz y parecerá más amplia, pero combínala con muebles o elementos de madera para ganar en confort y que sea más acogedora, evitando que quede una estancia fría.

TRUCOS VISUALES

  1. Si pintas los techos en un tono más claro que las paredes, conseguirás la sensación de techo más alto.
  2. Si quieres tener la sensación de que el techo está más bajo, píntalo de un color más oscuro.
  3. Para ensanchar un pasillo pinta las paredes laterales de colores claros y el frontal más oscuro, esto dará la sensación de que el fondo está más cerca y aportará amplitud.
  4. Las rayas verticales alargan la pared y las horizontales la ensanchan.

 

consejos para decorar tu hogar

consejos para decorar tu hogar

CAMUFLA LAS IMPERFECCIONES DE LA PARED

Si la superficie tiene imperfecciones, debes elegir pinturas con acabado mate ya que las camufla. Sin embargo, también debes tener en cuenta que el acabado mate absorbe más la luz y tiende a oscurecer las estancias.  En  contraposición, las pinturas brillantes son más llamativas porque reflejan totalmente la luz, pero dejan ver todos los defectos que pueda tener la pared.

Por último, tienes la opción de decantarte por una pintura satinada que refleja ligeramente la luz, es más resistente y lavable. Por eso, es la que suele aplicarse en zonas de alto tránsito como pasillos y habitaciones.

CREAR CONTRASTES

No tienes que elegir un único color para pintar tus habitaciones. La combinación de colores es todo un acierto.

Tienes varias opciones:

– Puedes componer contrastes combinando un tono neutro (blanco, beige, gris y negro) con otro más vivo. Por ejemplo, si tienes una habitación con predominio del color blanco puedes renovar su estética totalmente pintando una pared de un tono más fuerte como morado, gris, rojo, etc. Es lo que se conoce como estilo effortless chic: perfecta coordinación entre un ambiente neutro y básico con colores y elementos que hagan contraste.

– Pinta tus paredes con colores complementarios u opuestos. Esto significa que una vez hayas elegido el color que quieras escojas como segundo color uno de los colores opuestos de la rueda cromática que te mostramos a continuación. Por ejemplo, el morado y el verde; el azul y el naranja… Con este consejo decorarás tu estancia en tonos llamativos y alegres.

– La regla del 60-30-10: si te decantas por una estancia en varios colores, recuerda que, para lograr un mejor efecto, siempre debe haber un color predominante en las paredes y los demás deben ser secundarios; intenta no utilizar más de tres colores diferentes. Te recomendamos seguir la regla del 60-30-10, esto significa que debes utilizar un color principal, que represente aproximadamente el 60% del total, otro color secundario al 30% y pequeñas pinceladas en un tercer color, entorno a un 10%. Por ejemplo, puedes pintar tres paredes de un color, la cuarta diferente, y ayudarte de elementos de la decoración para los detalles.

No Comments

Post A Comment